Avenida de Italia, 14 Montilla

PERMISOS DE OBRA

ALMACENES RUZ PERMISOS DE OBRA

Seguro que has escuchado alguna vez hablar de reformas para el baño bien por problemas de tuberías, reforma por estética o incluso por adaptación para personas con discapacidad o mayores. Con los años y bajo nuestra experiencia, hemos observado que el baño es un punto clave para la edad que necesita de un acceso o habitabilidad adaptada al físico de las personas que lo van a usar. Debido a ello escuchamos conversaciones que bien derivan hacia quejas por temas de licencia. Ya imaginarás las típicas frases y preguntas. Pues bien, por estos motivos hoy queremos dedicaros una publicación con un tema que trae de cabeza a muchas personas, los famosos permisos de obra.

Lo primero de todo es comentar que como todo en esta vida se puede hacer de tres maneras como decimos, bien, mal o regular. Ciertamente, para cosas muy pequeñas o cambios insignificantes como pueda ser un espejo de un baño no es necesario sacar licencias. Pero una modificación del espacio o los elementos que derivan en el espacio suelen ser con cierta frecuencia lo más necesitados de estos permisos. En conclusión, hacer obras sin las licencias pertientes suele ser algo habitual, por lo que a través de preguntas que nos hacemos os queremos poner más claro este tema.

¿Qué tiene de positivo una licencia?

Existen licencias de obras menores de trámite obligatorio, lo que quiere decir que no estamos excentos de multas o bien la paralización de la misma si algún vecin@ presenta queja. Por ello, lo primero que obtenemos al sacar una licencia es tranquilidad para la evasión de problemas en estos aspectos, tanto con los vecinos como con la comunidad. Al final, los ruidos pueden ser graves y repetidos durante días, por lo que debemos de tener en consideración el respeto.

¿Pedir la licencia con antelación?

Como consejo ante la situación que planteamos en la pregunta anterior nos gusta siempre decir que una planificación con antelación es una visión de futuro. Uno de los casos más frecuentes es padecer una enfermedad o bien ir haciéndose mayor. Detectar las necesidades más necesarias e ir pidiendo los permisos y realizando la reforma nos ahorrará dolores de cabeza en el futuro ante frustraciones por tardanza de la misma, trámites y otros casos. Lo que peor llevamos es lo que tenemos que domar, la planificación a largo plazo (risas).

¿Y esto de las licencias … ?

Las normativas respecto a las obras son muy claras y se pueden preguntar en cualquier ayuntamiento, el cual te especificará qué debes hacer y cómo además de darte la información para su correspondiente tramitación. Estas reformas como hemos dicho se catalogan de varias maneras que depende sobre todo del tipo de modificación que vayas hacer, por supuesto diferenciando entre exterior o interior. Ante todo es importante diferenciar entre obra mayor, que implica una modificación o ampliación de la superficie del inmueble, y una menor, la cual la entendemos como una obra más simple que apenas supone cambios significativos.

Vale, ya me ha quedado claro y voy hacer las cosas bien. ¿Cuáles son los pasos para tramitar una licencia?

Obviamente, el ayuntamiento es la entidad ideal para apoyarse en este tema, sobre todo por lo que a regulación actualizada se refiere. No obstante, el proceso más común es:

  1. Presenciarse en el ayuntamiento para pedir información. En el te derivarán al apartado correspondiente y te concretarán todo lo necesario.
  2. Complementar la información necesaria que te requieran según el tipo de reforma que apliques. Lo normal en estos casos y ya te ponemos de aviso es que pidan fotocopia del DNI, plano del inmueble en el que se va a realizar la reforma, resumen del proyecto técnico (si no sabes qué es puedes pedir referencias en el ayuntamiento y posteriormente conseguirlo), presupuesto detallado de los materiales y firma del responsable de la obra. Por supuesto, te pedirán un pago de las tasas de urbanismo, por lo que deberás realizar el correspondiente pago, que en el caso de tener dudas también te resolverán en el mismo ayuntamiento.
  3. Verificación de la información. El ayuntamiento tras la comprobación a través del Departamento de licencias sabrá si está todo correcto y sujeto a la normativa. Cuando el proceso esté realizado y aceptado se pondrán en contacto con el o la demandante para notificarle la aprobación o la falta de algún documento si así lo necesitaran. En el caso de estar todo en su correcto orden, te pedirán la presencia física en el ayuntamiento para recoger la licencia junto a una liquidación ICIO que deberás de abonar en el plazo pedido. Esta liquidación es correspondiente a una tasa común y general a pagar, conocida como Impuesto sobre Construcción, Instalaciones y Obras.

Esperamos desde Almacenes Ruz que este publicación semanal te haya ayudado y dado la iniciativa a planificar futuras reformas. Si te ha gustado puedes dejarnos tu comentario y compartirlo. Nos vemos la semana que viene ;).

Dejar un comentario

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.